news · Dec 4, 2019

José Luis Sastre, Director General de Sasga Yachts: "Nuestro reto es el de construir barcos que dejen huella"

Nuestro objetivo es que cada Menorquín sea único, a gusto de su armador, con personalidad propia

header

El Menorquín es una embarcación con un fuerte carácter tradicional. ¿Cuál ha sido su evolución?

El Menorquín está inspirado en el tradicional llaut de pesca del Mediterráneo. Una embarcación milenaria que ha evolucionado hasta convertirse en un barco de recreo que incorpora prestaciones absolutamente innovadoras. Originalmente los llauts no tenían cabina, ni puente de mando, ni posibilidad de navegar a velocidades de más de 20 nudos. Sin embargo, con el paso de los años hemos adaptado la embarcación a las necesidades de la navegación actual con una mayor estabilidad, capacidad interna y velocidad, siempre manteniendo su tradicional estética y su reconocida capacidad marinera. Un ejemplo, es la técnica que usamos para la fabricación del casco. Consiste en un proceso de infusión que, a pesar de su complejidad, nos permite moldear el casco con resina y fibra, obteniendo una embarcación más rígida, segura y potente.

 

El Menorquín de Sasga Yachts ha cautivado a armadores de todo el mundo. ¿Qué mercados están actualmente mostrando especial interés en el Menorquín?

Históricamente nuestros principales mercados han sido España e Italia, seguidos de Francia y Croacia. Actualmente tenemos también presencia en Reino Unido, Bélgica, Eslovenia, Estados Unidos, Australia y Japón. Esperamos seguir ampliando nuestra red comercial a otros puntos del mundo. Cabe destacar que para nosotros es un orgullo que países como Italia, con una gran industria y cultura náutica, tengan tanta admiración por el Menorquín de Sasga Yachts.

 

Un crecimiento que habrá supuesto un estímulo para el Astillero. Pero ¿cómo se afrontan esos cambios?

Nuestro Astillero se adapta a las necesidades de cada mercado. Las especificaciones del Menorquín no son las mismas para Estados Unidos que para Francia, porque no es el mismo uso el que se le da a la embarcación en un país que en otro. Sasga Yachts trabaja desde los más altos estándares de calidad y tenemos muy claro que fabricar en serie no es nuestra filosofía. Producimos bajo pedido, nuestro objetivo es que cada Menorquín sea único, a gusto de su armador, con personalidad propia.

 

Estamos ante embarcaciones absolutamente personalizadas que, además, han conseguido distintas nominaciones y premios en los últimos años. ¿Cuál es el secreto?

El espíritu de mejora continua, evolucionando constantemente a través de un buen equipo y con diseños enfocados en las necesidades del Armador. En Sasga Yachts no seguimos modas ni tendencias, nuestro diseño va más allá. Tratamos de identificarnos con nuestros clientes, con un trato muy personal y directo, escuchamos siempre sus necesidades y experiencias. Por ello, el Menorquín evoluciona constantemente, buscando la comodidad e incorporando la tecnología más puntera.

 

Hablemos de futuro: ¿qué nuevos retos se plantea el Astillero?

Nuestro reto es el de construir barcos que dejen huella. Queremos que nuestros clientes estén orgullosos de formar parte de la Familia Sasga, cumpliendo con sus expectativas y contribuyendo a que puedan pasar buenos momentos en familia y con amigos. Es un trabajo emocionante y gratificante. En cuanto a nuevos retos, siempre estamos trabajando en nuevos diseños. Por ejemplo, para la nueva temporada presentaremos dos nuevas distribuciones: el nuevo 54” con cabina de armador en popa y duchas separadas y el 34” con un nuevo puente de mando.